El Árbol

2 09 2012

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La modestia de los árboles es infinita. Cuando la brisa matinal los acaricia, ellos dejan caer dos hojas tiernas, y cuando el vendaval los agrede sin piedad, endurecen sus ramas como rejas. Su tronco recobra entonces la solidez de su origen, y el temporal se aleja, con lluvia de vencido.

Mario Benedetti. “Vivir adrede”, pàg 41.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

3 09 2012
nkrna

es molt bónic, com tots

18 09 2012
perez olivan

Moltes gràcies, nkrna, com sempre…

29 12 2012
Teresa

Un fragment ben trobat, adient a la teva especial inspiració amb els arbres. Teresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: